proyecto bicicletas TATU Project

Proyecto de bicis y excursión al Lago Chala


¿Vipi? Me llamo Florian, soy de Alemania y he estado de voluntario en TATU Project las últimas 6 semanas. ¿Por qué? Porqué sentía la necesidad de hacer un parón en mis estudios, y la posibilidad de conocer una nueva cultura así como ayudar a gente local pareció una buena opción. ¡Creo que no hay necesidad de decir que ha sido la aventura que estaba esperando!

En la comunidad local me he hecho cargo del proyecto de las bicicletas; resumiendo: Hace un par de semanas la organización con sede en Estados Unidos Globalbike nos hizo una donación de 33 bicicletas. Estas bicicletas están destinadas a apoyar a gente de la comunidad en su día a día, de manera que tardan menos tiempo en ir de un lado al otro, al mismo tiempo que les permite ir más lejos. Puede que pienses que tampoco no es para tanto, pero el hecho es que pueden estar de 3 a 4 horas al día –la mayor parte caminando- yendo, por ejemplo, al mercado, a buscar agua, a recoger leña etc. Así es que las bicicletas son una gran ayuda para ellas a quienes da nuevas oportunidades, como optimizar su negocio o empezar uno de nuevo gracias a la nueva movilidad. En términos generales, este proyecto tiene intención de contribuir al empoderamiento de la gente, en especial a las mujeres de esta comunidad rural, ¡crucemos los dedos!

proyecto bicicletas TATU Project

Pero vayamos a cuál es mi trabajo en este proyecto: El grupo decidió montar cuatro negocios de alquiler de bicicletas repartidos por toda la comunidad para que todo el mundo pudiera hacer uso de ellas. Por mi parte, he ayudado a las casas de alquiler a poner en marcha sus negocios y les he enseñado cómo mantenerlas y prepararlas para que estén a punto. Me encanta trabajar con las bicicletas con los locales, me lo paso genial y el intercambio cultural no podría ser mejor. Otra parte importante de mi trabajo es valorar el impacto de las bicicletas en la comunidad, por lo que he desarrollado y llevado a cabo una entrevista tipo. Lo que puedo decir en este momento es que la recepción de las bicicletas en la comunidad es inmensamente positiva, ¡así que las probabilidades de que este proyecto sea un éxito son muy altas!

Por supuesto que mi estancia aquí no consiste solo en trabajar, sino que también me divierto mucho con los otros voluntarios después del trabajo, o durante los fines de semana cuando hacemos excursiones a lugares chulísimos cerca de Moshi. Por el momento mi excursión favorita ha sido al lago Chala, ¡donde tuve la suerte de celebrar mi cumpleaños! El lago Chala es un lago de agua dulce que se encuentra justo en la frontera con Kenya; de hecho, la mitad del lago está en Kenya, así que puedes cruzar la frontera a nado (pero no te olvides el pasaporte 😉 ). Bueno, el lugar es maravilloso, muy bonito y algo escondido; no es demasiado turístico, lo que hace que sea especial. Mirad solo este amanecer, no hacen falta más palabras…

Lago Chala Tanzania

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+