Post-1170x500

Microcréditos y desafíos en la comunidad rural de Msitu wa Tembo.


W.E Thrive (Prosperamos) es una de las ramas del Programa de Empoderamiento de la Mujer, se enfoca en el empoderamiento económico de las mujeres del grupo Kazi na Sala, formando a sus integrantes para reforzar el concepto de ahorro y el espíritu empresarial y/o social. W.E. Thrive proporciona, mediante la iniciativa de Microcréditosacceso a oportunidades de desarrollo de habilidades y capital necesario para crear y hacer crecer sus negocios con el fin de obtener una mayor independencia financiera.

Mecánica bicicletas

Hamida arreglando una bicicleta de la tienda.

Una de sus integrantes es Hamida, de 31 años. Es también miembro activa y veterana del grupo de mujeres Kazi na Sala y, desde sus inicios, ha estado con TATU Project. Vive en Msitu Wa Tembo con su marido, su madre y sus 5 hij@s; y está involucrada en varios proyectos: la tienda de alquiler de bicicletas (como líder y mecánica) y como Trabajadora de Salud Comunitaria.

Hamida es una mujer activa y de negocios, ya que también está involucrada en comercio avícola, vende gasolina y tiene un pequeño restaurante en la comunidad desde hace más de 4 años. También trabaja en la agricultura a pequeña escala (maíz, frijoles y berenjenas en breve). Trabaja arduamente para: construir otra casa, asegurar la salud y educación de sus hijos, así como mejorar su nivel de vida.

¿Cómo invirtió el préstamo?

Pidió un crédito de 300,000TZS (chelines tanzanos, unos 130$) en Diciembre de 2017 y lo repartió en sus distintos negocios:

  • Microlending TATU Project

    Hamida frente a su casa y restaurante

    Negocio avícola (invirtió 150,000tzs – 66$): compró 30 pollos y construyó un gallinero. En pocas semanas, consiguió 45 pollos. Desafortunadamente, durante las inundaciones por las lluvias, perdió 15 pollos y su gallinero fue destruido. Por ahora, todavía lucha por construir el gallinero nuevamente. Sin embargo, explicó que el negocio avícola es el más rentable porque puede vender huevos, además de ganado.
    Antes de las inundaciones, solía vender más de 70 huevos por el precio de 300 TZS (0,13 $) cada uno y las gallinas y gallos, por un rango de precio de 10,000 TZS (4,5 $) a 15,000 TZS (6,5 $) cada uno.

  • Negocio de gasolina (invirtió 75,000 TZS – 33 $): compró 20 litros de gasolina y la vendió por 50,000 TZS (22 $). Comenta que la gasolina no es muy rentable con pequeñas ganancias.
  • Negocio del restaurante (invirtió 75,000 TZS – 33 $): desde la temporada de lluvias, el negocio va despacio. De hecho, al esperar el final de la temporada cosecha, la gente de la comunidad intenta ahorrar dinero tanto como pueden. Por lo general, ella compra 25 kg de harina para una semana; pero actualmente, usa los 25kg para todo un mes. En consecuencia, su facturación semanal ha pasado de 50,000TZS (22$) a 10,000TZS (4,5 $).

¿A qué desafíos se enfrenta?

Hamida es una mujer de negocios con experiencia y tiene un plan adecuado para pagar de vuelta el crédito proporcionado por la iniciativa de Microcréditos (MLI).

Lamentablemente, la pérdida de sus gallinas y gallos, la falta de clientes durante la temporada de lluvias y la temporada de cosecha sin olvidar las inundaciones que afectaron a su gallinero; la han llevado a no poder pagar a tiempo.

Sin embargo, incluso con todos estos desafíos que tuvo que afrontar, ha logrado pagar 200,000 TZS (88$) que representan aproximadamente el 80% del crédito total que pidió con MLI.

De acuerdo con sus cálculos y al final de la temporada de cosecha, prometió completar la cantidad restante antes de finales de octubre de 2018, proporcionando cada semana 20,000 TZS (9$) a MLI.

¿Cuál es su opinión sobre el servicio de Microcréditos?

Está muy agradecida por la paciencia y la consideración de las managers de la iniciativa de Microcréditos. Considera que el proyecto ayuda a las mujeres de la comunidad a través de la provisión de créditos.

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+