tumblr_inline_nfqs61L8Lv1rr3ws9

Los comienzos del proyecto de TATU Medical


Conocí a Albane, Daniela y Jaume hace dos años y medio y desde el principio conecté con su modo de trabajar. Coincidimos por casualidad, como voluntarios. Al cabo de unos meses, me dijeron que se embarcaban en una organización en la comunidad de Msitu Wa Tembo. No lo dudé y volví, ya como voluntario de TATU Project.

image

Estábamos en las fases iniciales. Es decir, que por más que tenía ganas de empezar a trabajar en el ámbito de la salud, con el dispensario local, eso no era posible, precisamente por el tipo de abordaje que TATU hace de los problemas. Primero, se debe conocer, investigar, extraer datos, sólo después, y colaborando con locales, se pueden llevar a cabo los proyectos. Al cabo de un año, sí que pudimos centrarnos en la parte médica (TATU Medical Project en Facebook). Pronto estaré de vuelta.

La pregunta es: ¿por qué tantas veces con TATU? Y hay varias respuestas. El equipo de TATU está formado por trabajadores de disciplinas y orígenes variados, cada uno con una historia muy distinta que contar, pero con una misma idea de actuar localmente para cambiar el mundo; ¡se aprende muchísimo cada día!
Otra respuesta es el haber trabajado junto al grupo “Hope” de promoción de la salud y junto a Veronica Lulu: todas estas mujeres tienen tantas ganas de ayudar a su familia y comunidad, que es realmente motivante trabajar a su lado, e ir comprobando los progresos. Y una respuesta más: por el rol de los voluntarios en TATU Project; TATU da la estructura, la formación, las críticas, para que los voluntarios puedan cumplir tareas importantes, siempre que estén motivados y demuestren una buena preparación. Esto hace que el voluntariado suponga un reto real, y no una experiencia superficial de toma de contacto.

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+