Blog Albane

“La mayoría de las mujeres que participan en el grupo han dejado atrás su timidez, han ganado mucha confianza. Verlo es realmente fantástico.”


Pregunté a la cofundadora de TATU Project, Albane Gaudissart, si volvería a crear TATU Project. Me miró cómo si hubiese hecho una pregunta estúpida. “Por supuesto que volvería a hacerlo ¡de forma inmediata!”. Tres años a través de TATU Project, nos sentamos y nos tomamos un tiempo para recordar. 

Bertila, la presidenta del grupo de mujeres de “Kazi na Sala”, haciendo una presentación.

Bertila, la presidenta del grupo de mujeres de “Kazi na Sala”, haciendo una presentación en el poblado de Msitu Wa Tembo.

El grupo de empoderamiento de la mujer fue nuestro primer proyecto. Anunciamos una reunión en el poblado para mostrarles nuestras ideas a las mujeres. Se presentaron alrededor de 100 ellas lo que nos hizo notar que definitivamente existía un deseo colectivo para, bueno, para algo. Durante la reunión las mujeres se levantaban y discutían sus ideas, expresaron y dejaron claro que querían un cambio; estaban hartas de trabajar duro sin tener opción a decidir sobre el futuro de sus hijos.

A veces es difícil para ellas explicar en casa lo que están haciendo, sin embargo esperamos que todos, a lo largo del tiempo, entiendan nuestra iniciativa. Esa es también la razón por la que estamos tratando de establecer diferentes proyectos respetando nuestro enfoque holístico. Queremos tener un impacto sobre toda la comunidad.

“Dijeron que querían un cambio.
que estaban hartas de trabajar duro sin tener opción
decidir sobre el futuro de sus hijos.”

Hubo un día en el que todos los voluntarios fueron encerrados en prisión. Fue un día lleno de miedo.

Definitivamente hemos tenido muchos baches en el camino estos tres últimos años. Por ejemplo: después de un tiempo, cuando el proyecto ya estaba establecido, nos encontramos con algunas dificultades en el poblado. La Gente amenazaba con echarnos, diciendo que no estábamos haciendo lo suficiente. Se llevó a cabo una reunión para abordar todas estas preocupaciones, en ella, algunas personas nos llamaron mentirosos y nos acusaron de no ayudar al poblado.

Sin embargo, las mujeres del grupo “Kazi na Sala” vinieron a la reunión a defendernos, lo que nos hizo darnos cuenta de que estábamos haciendo bien nuestro trabajo. Otro día todos nuestros voluntarios fueron encerrados en prisión ya que no llevaban consigo la copia de su documento de identidad, lo que evidentemente fue una mala excusa de las autoridades para presionar a TATU.

Todos los voluntarios estaban asustados, ya que realmente estaban encerrados en una prisión Tanzana. No obstante algunos de los miembros del poblado y mujeres del grupo fueron a la prisión y se quedaron con ellos. “No os preocupéis, saldréis de aquí, no habéis hecho nada mal” decían. Se aseguraron de que no les pasase nada a los voluntarios. Este y otros ejemplos te hacen sentir cómo el poblado realmente apoya a TATU Project.

“Creo que no se puede dar marcha atrás en la mayoría de los
avances que ha hecho el grupo, cómo la autoestima por ejemplo”

Siempre es una buena lección estar cerca de la gente de Msitu wa Tembo.

Mirando hacia atrás, definitivamente lo haría todo otra vez. Personalmente he aprendido mucho de las mujeres. Tienen una cultura realmente interesante y valores como humildad y tolerancia, algo de lo que la gente de Europa y Francia podrían aprender. Siempre es una buena lección estar cerca de la gente de Msitu wa Tembo.

Un reto para nosotros es la complejidad de trabajar con una comunidad tan diferente a la nuestra. Tratar con una cultura diferente, pero también con algo que lleva existiendo muchos años como la corrupción o el machismo. Te das cuenta de que cada pequeño proyecto es un mundo entero en sí mismo.

Estoy realmente feliz de habernos quedado en el mismo sitio. Nos permite trabajar de forma más profunda y nos hace entender realmente a la gente con la que trabajamos. Seguimos aprendiendo día a día.

“Seguimos aprendiendo día a día.”

Creo que no se puede dar marcha atrás en la mayoría de los avances que ha hecho el grupo, cómo el aumento de la autoestima de las mujeres por ejemplo. Se podría dar vuelta atrás en las mejoras de la infraestructura, por ello es un reto trabajar de la forma más sostenible posible, haciendo que la gente de Msitu se involucre al máximo posible. Si su visión cambiase a lo largo del tiempo, en el uso de su estructura, entonces eso dejaría de ser nuestro problema. Esa es la idea del empoderamiento. Hacen lo que creen mejor con su organización, con suerte siguiendo los mismos principios en los que fue basada originalmente.

Las mujeres de Kilipads o las mujeres de la tienda de Kazi na Sala ya están prácticamente dirigiendo las cosas por su cuenta, lo que desde mi punto de vista demuestra la sostenibilidad de estos proyectos.

La inversión sostenible es rentable en el largo plazo.

El apoyo de nuestros amigos y familia ha sido increíble. Todos los que nos visitan pueden sentir que hay una gran cantidad de energía en el ambiente. Nuestros donantes son muy generosos y se involucran mucho en nuestro trabajo. Nos hace muy felices que quieran contribuir. Nuestros socios también han sido geniales, todos ellos valoran el acercamiento sustentable y el hecho de que tengamos una relación a largo plazo con los habitantes del poblado.

“Todos nuestros donantes y socios valoran el acercamiento sustentable,
es por ello que podemos trabajar en la forma en la que lo hacemos.”

El reto es equilibrar la ambición con los desafíos y el ritmo locales. Por ello estamos agradecidos de que la gente que nos apoya y nos dona entienda esto. Si un proyecto no evoluciona lo suficientemente rápido, es porque tiene sus razones. Gracias a la comprensión, podemos tomar el tiempo necesario para llevar a cabo más entrenamientos o para discutir más a fondo cómo vamos a implementar un proyecto y asegurarnos de que todo el mundo está a bordo. Creo que este acercamiento realmente merece la pena. Esto hace que la inversión sea sostenible y rentable en el largo plazo. Y eso es básicamente de lo que trata todo.


¡Gracias por leernos! Si te ha gustado la historia de TATU Project, hay tres formas en las que puedes ayudar.

Comparte esta historia con más gente

Visítanos vía TATU Adventures o recomiéndanos a tus amigos

O Dona.

 

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInShare on Google+